WhatsApp Image 2019 06 25 At 9.21.16 AM (1)

Serά el TIAR la solución de Venezuela – Edmundo Prieto Silva.

A propósito de la aprobación de la reincorporación de Venezuela al TIAR o Tratado de Río por la Asamblea Nacional, es un paso fundamental para considerar el caso de Venezuela en el pleno del Consejo Permanente de la OEA. Según nuestro embajador en la OEA, Dr. Gustavo Tarre Briceño, el Tratado prevé dos situaciones en sus artículos 3 y 6, el primero,  contempla una exigencia de que se produzca una agresión armada externa para su aplicación y el segundo, establece que el TIAR se aplica también por cualquier situación que pueda poner en peligro la paz de América, aún cuando no sea un ataque armado. Este último artículo puede ser perfecta y legítimamente aplicable al caso de Venezuela. Justificaría la conformación de una coalición internacional para la cooperación en nuestro país. Pueden ser miembros del TIAR cualquier país del continente americano. En la Actualidad lo integran 17 miembros: Argentina, Bahamas, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, EE UU, Guatemala, Haití, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, Rep. Dominica, Trinidad & Tobago, Uruguay, Cuba, (aunque nunca se retiró formalmente) Ecuador, Nicaragua, México, y Bolivia sí se retiraron. Nuestro país  formó  parte desde su inicio en 1948, pero el régimen usurpador se retiro en 2013. El Presidente de Asamblea y Presidente (E) de la República Bolivariana de Venezuela, debe oficiar a la Organización de Estados americanos OEA en acuerdo de reincorporación a dicho tratado. A partir de que la OEA tome nota de esa comunicación y la participe a los Estados miembros, Venezuela pasaría automáticamente a formar parte del TIAR sin necesidad de que ningún país u organismo internacional lo apruebe. Una vez aprobado, el presidente encargado Juan Guaido, debería denunciar el caso de Venezuela y solicitar su activación. Este prevé asistencia, incluida la militar en son de paz, por parte de los países miembros. Se preguntan si el TIAR se ha aplicado? Respondemos que si,  en más de una decena de casos. Esos casos van desde el conflicto de Costa Rica y Nicaragua (1948), en  América, se conformó una coalición de Fuerza Interamericana cuando se produjo el golpe de estado en República Dominicana en 1965, en el marco del Consejo permanente de la OEA, como una coalición de fuerza interamericana que estuvo  operando por un año y lo integró   EE UU, Brasil, Honduras, Paraguay, Nicaragua y Costa Rica; hasta el caso de Las Torres Gemelas (2001). Además, las normas jurídicas no pierden su vigencia por el transcurso del tiempo. Nos preguntamos que si Venezuela cumple los requisitos para que se cumpla el TIAR? Si cumple claramente con los requisitos exigidos en el Art.6, esto es: Su soberanía e independencia política están amenazadas por una tiranía narco terrorista que usurpa el poder, y esa situación pone en peligro la paz y seguridad de América, al estar bajo el control de criminales y terroristas las mayores reservas petroleras del planeta, y minerales estratégicos como el uranio, sin contar la gravísima crisis migratoria. Y además, el artículo 2 referido a las controversias, que surgen entre los países miembros, el régimen usurpador no es parte contratante del tratado, ya que el Consejo permanente de la OEA solo reconoce al Presidente (E) Juan Guaido y a sus representantes ante la OEA. Por lo tanto, el Art. 2 no aplica a la situación actual. Venezuela debe presentar su solicitud con carácter de urgencia y el Órgano de Consulta debería reunirse “inmediatamente” tal y como lo establece el Art.6. Las decisiones en el marco del TIAR se tomarían con el voto de los dos tercios (2/3) de sus miembros, es decir, con el voto favorable de 12 de 17. Las deliberaciones se llevan a cabo por intermedio del Consejo Permanente de la OEA,  votan los miembros de la OEA,  que son miembros del TIAR. Venezuela debe justificar, conforme al TIAR, la necesidad de una coalición. No sabremos con certeza qué países están dispuestos a cumplir con la obligación internacional de asistencia prevista en ese tratado y las declaraciones diplomáticas que se hacen mientras nuestras autoridades están explorando salidas pacíficas, no deben ser confundidas con las deliberaciones que tendrían lugar en el marco de la exigencia de los derechos y obligaciones previstos en un tratado de asistencia militar. Una vez determinada el tipo de asistencia que proporcionaría cada país (médica, humanitaria, militar, paso territorial, etc.), se conformaría un Comando Unificado entre las fuerzas militares que participarían. Es de esperar que siendo conocida en detalle la situación de Venezuela por toda la región, la implementación de esas medidas debería ser inmediata. El Comando Unificado, luego de evaluar la situación decidirá si da un ultimátum a la tiranía para su rendición y entrega, antes de proceder con la fuerza militar. Mientras la población venezolana está regocijada por la reincorporación a este Tratado, los problemas económicos y sociales siguen agravándose, y por lo contrario el régimen usurpador lo que formó fue un festejo con sus aliados del eje del mal el denominado foro de Sao Paulo. Observamos como modorra del ilegítimo TSJ de Maikel Moreno, el defensor de los hechos de puente llaguno y con historia macabras, dando un golpe continuado a la Construcción y las leyes, “declarando la nulidad de La Ley De Retorno de Venezuela al TIAR”. Pregúntanos, si un tal organismo usurpador declara la nulidad de un Acto Soberano de la legitima Asamblea Nacional, la cual ha manifestado que está en “desacato” y por lo tanto desconocen, le puede anular sus Actos y Decisiones? Como diría el filósofo: Ni lo uno ni lo otro todo lo contrario” Respondemos usando una ironía, la frase de Don Mario Moreno el Gran Cantinflas “allí está el detalle”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis − cinco =

X