WhatsApp Image 2018 09 26 At 11.52.38 AM

Opinión :Año escolar 2018-2019 comienza con emergencia humanitaria en sistema educativo por inoperancia del régimen

por : José Luis Morales @jlmorales7 

Como todo el país sabe, el año escolar 2017-2018 fue un año plagado de problemas y dificultades para el sistema educativo, comenzando por los efectos que tuvieron la hiperinflación, el desabastecimiento, la ausencia de efectivo y las fallas en el transporte público, en la dinámica de vida de las familias y su consecuencia en la asistencia irregular de docentes y estudiantes a las escuelas; pasando por las también reiteradas fallas en los servicios de alimentación, agua y luz que ocasionaron múltiples interrupciones y recortes en el horario de clases; y terminando con las consecuencias de la migración, física y económica, de docentes y estudiantes, más el impacto psicológico por los efectos de la crisis nacional en todos los miembros de las comunidades educativas, provocados por este régimen que no permite una educación de calidad.

En efecto, en Venezuela, en el último año, por el desacierto de este régimen en materia de gerencia educativa, nuestra educación ha experimentado una combinación compleja de problemas y impactos que alteraron la organización y el funcionamiento de las escuelas, teniendo como última consecuencia, restricciones en las garantías de varios derechos humanos, comenzando por el ejercicio del derecho a la educación, con la consecuente disminución en los logros y aprendizajes, durante el año escolar pasado.El año escolar 2018-2019 se comienza con una emergencia humanitaria compleja en el sistema educativo, motivado a la inoperancia de este régimen, como es el efecto de la situación nacional la cual deseamos cambiar y para ello debemos de salir de Maduro con la fuerza de todos los venezolanos, para reparar el daño causado por esta dictadura. 

Vamos a encontrar en este año escolar lo siguiente: a) Interrupciones recurrentes en los servicios de agua potable, luz y comunicaciones, incluyendo conexión a Internet, que se han agudizado y extendido, en los últimos meses y se han convertido en problemas graves en varios estados del país, que nos pueden llevar, como consecuencia a la suspensión de clases o recorte en el horario escolar. b) Restricciones en el servicio de transporte público por disminución en el número de unidades activas y por reducción de las rutas y su alcance territorial, optando por habilitar vehículos de  transporte no  seguros, como las denominadas coloquialmente “perreras”. c) Aumento exponencial de los costos y disminución de la capacidad adquisitiva de las familias para cubrir los costos de alimentación diaria y la canasta familiar, así como los costos de transporte para trasladarse a las escuelas. d) Ausencia de efectivo y restricción en otras formas de pago, con la consecuente reducción de la capacidad, por parte de estudiantes, docentes y demás trabajadores, de asumir el pago del servicio del transporte público, así como la adquisición de algunos productos de la canasta familiar. e) Desabastecimiento de insumos clave en la canasta familiar y de medicamentos. f) Reducción en la capacidad de atención y en las condiciones e insumos de los servicios de salud pública. g) Rupturas o fragmentación de las familias de estudiantes y docentes, como consecuencia de actos de violencia y de migración de sus miembros. h) Deficiencia o inexistencia de los servicios de seguridad y vigilancia en las zonas en las que se ubican las escuelas.

Es menester recordar que es obligación del Estado la garantía del derecho a la educación, en momentos de dificultades como los que se están experimentando en Venezuela, dificultades que pueden catalogarse como emergencia humanitaria compleja, la acción del Estado no debe ser solo anunciar el inicio del año escolar y esperar que la mística de las comunidades educativas puedan resolver los problemas y garantizar el funcionamiento de las escuelas, sino atender la situación y garantizar efectivamente el funcionamiento óptimo de las escuelas, así como que se alcancen los aprendizajes esperados. 

Desde Soy Venezuela vamos apoyar a las familias, docentes y estudiantes, para superar todas las dificultades, porque todos fusionados, podemos sacar este régimen de Venezuela; y solo así saldremos de todas las crisis que vivimos, incluida la educativa.

Es trabajo de todos: !Defendamos la educación!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + dos =

X